regionales

Turistas frenaron para no embestir un animal y los chocaron

Una familia chilena fue protagonista de un violento accidente en la ruta 3, a 20 kilómetros de Puerto San Julián. Iban a bordo de una camioneta cuyo conductor frenó raudamente al toparse con un guanaco en la calzada. En la misma dirección viajaba un Toyota Corolla que no alcanzó a frenar y los impactó desde atrás. Los ocupantes del auto resultaron lesionados.

Personal de la Comisaría Segunda de Puerto San Julián intervino el jueves por la tarde en un accidente automovilístico en la ruta nacional 3, a tan solo unos 20 kilómetros al sur de la localidad. Una comitiva policial acudió al lugar del incidente tras tomar conocimiento por parte de la División Comando Radioeléctrico Zona Centro.

El siniestro vial se produjo cerca de las 18:00 horas y fue protagonizado por un vehículo oriundo de Chile, en el que iba una familia del vecino país, y un Toyota Corolla que guiaba un joven oriundo de Cmte. Luis Piedra Buena, acompañado por otras personas.

El primero de los vehículos, una Toyota Hilux, era guiado por un hombre de 56 años de apellido Osorio Olave, oriundo de Punta Alta, Chile, quien iba en compañía de su esposa (38), su hijo (23) y su hija (12).

En el automóvil de patente argentina, iba un joven de 26 años de apellido Bazán, junto a una mujer (37) de Puerto Santa Cruz y otro hombre (27), oriundo de Puerto San Julián, quien estaba con sus hijos menores, una niña de 4 y un niño de 10 años.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder La Opinión Austral, ambos rodados iban en la misma dirección, circulando de norte a sur, con dirección a la localidad portuaria. Adelante iba la camioneta y lo seguía el automóvil.

En un momento determinado, un guanaco sorprendió al conductor del Toyota Hilux quien frenó repentinamente, no dándole tiempo de reacción al joven automovilista del Corolla, que no pudo frenar y terminó impactando desde atrás al rodado chileno.

Afortunadamente, pese al fuerte impacto que hizo que el automóvil quedara destruido por completo en su parte frontal, las heridas sufridas por sus ocupantes no fueron superlativas.

Conforme a la certificación médica, el conductor Bazán presentó un traumatismo y hematoma de clavícula izquierda, además de un edema traumático en muñeca izquierda. La mujer, un hematoma en la pierna izquierda y otro en la clavícula izquierda, además de un fuerte dolor en la columna cervical. El otro acompañante tuvo un traumatismo de codo izquierdo y su hijo, un traumatismo en la clavícula izquierda más una escoriación en la derecha, mientras que la niña no revistió ningún tipo de lesión.

En tanto, los ocupantes de la camioneta no resultaron lesionados, solamente presentaron dolores en la región dorsal y abdominal producto del fuerte impacto recibido desde atrás.

Todos los involucrados fueron atendidos en el hospital distrital “Dr. Miguel Lombardich”.

La Policía notificó del hecho al Juzgado de Instrucción y se determinó que ambos conductores fijaran domicilio y fueran sometidos a una extracción sanguínea y de orina para establecer el grado de lucidez al momento del siniestro.

Personal de la Comisaría realizó las diligencias de rigor en el lugar y se procedió al secuestro de ambos rodados, quedando al resguardo de la dependencia policial.

 

Fuente: La opinión  Austral