opinion

Opinón: “Liderazgo con vocación de servicio en lugar vocación de poder”

Liderazgo con vocación de servicio en lugar vocación de poder

Por Jorge Sánchez 

Columnista invitado

 

La distancia que percibe el ciudadano respecto de las decisiones públicas es en todo el país alarmante, aunque conocida. Cuando se pone foco en cada caso en cambio, a todo el mundo le parece escandaloso. No es para menos ponderando la conformación del Frente Unidad Federal Chubutense. Sin excepciones, los personajes del elenco político provincial que participan de él, pugnan por preservar el usufructo de sus posiciones públicas independientemente de su coherencia en el tiempo, de sus responsabilidades sobre el calamitoso estado de las administraciones, su pobre desempeño o la corrupción misma.

 

No existe la mínima referencia al futuro, que estamos construyendo ahora mismo y de esta manera. El foco se limita a la conquista del poder y la victoria electoral sobre Cambiemos. La ecuación del Frente de Unidad Federal es la clásica en la provincia. Transacciones entre aportes de votantes afiliados sindicales, movilizados con consignas generalmente irreales sobre su futuro, y retribuidos con posiciones públicas para sus referentes que faciliten la influencia de intereses sobre los contratos del estado, el empleo público, prebendas personales e incluso como hemos visto estos meses, la minimización de los efectos de la corrupción.

 

Los liderazgos que no fomentan la participación activa de la ciudadanía, la transparencia de los actos de gobierno, que supeditan las discusiones estratégicas para la economía provincial al oportunismo político y que hacen de la retórica vacía en actos públicos rayanos con lo circense financiados por el estado, limitan la práctica política a un juego de poder sin responsabilidad por el servicio ni por el futuro.