empresariales

Nuevas tendencias en negocios mobile y la náutica

La tendencia de poder alquilar nuestra propia casa o auto a través de plataformas web viene creciendo los últimos años. Bajo este concepto funciona Popey, una plataforma de origen uruguayo que conecta propietarios de embarcaciones y empresas de turismo náutico con personas para vivir nuevas experiencias relacionadas con el mar y la naturaleza.

Desde realizar una travesía con un velero, hasta alquilar un yate por el día para realizar un evento o una fiesta, esta plataforma funciona como Airbnb pero del turismo náutico.

“La náutica es vista una actividad elitista, para la cual hay que ser propietario de una embarcación y saber navegar o tener la suerte de que alguien cercano cuente con una. Navegar y disfrutar el mar desde adentro no suele estar entre las opciones de las personas a la hora de planificar sus actividades de ocio y sus vacaciones, ya que lo ven como algo lejano y casi inaccesible”, detalló Emiliano Bar, uno de los socios de esta plataforma online que funciona en Argentina, Brasil y Uruguay.

“Decidimos democratizar la náutica, para que un grupo de amigos, una familia o hasta una empresa puedan rentar de forma simple y segura actividades náuticas para esparcimiento, diversión, festejos y actividades corporativas”, agregó.

Si bien el proyecto fue pensado para amigos o parejas en busca de nuevas aventuras y experiencias, también abarca a navegantes que vendieron su barco por el alto costo de mantenimiento que tenía o simplemente porque que viajan a otra ciudad y buscan navegar en otro tipo de lugares.

Cómo funciona

Los costos van desde los u$s 100 por día para navegar en velero, salidas de pesca a u$s 200 con capacidad para 10 personas y clases de surf desde los u$s 20, entre otros.

Según cuentan, el propietario publica su embarcación, tabla o experiencia y define la disponibilidad y el precio. Luego el usuario busca la experiencia que quiera tener según los filtros (ciudad, tipo de experiencia, embarcación, si prefiere con o sin capitán, etc) y paga el alquiler con tarjeta de crédito dentro de la plataforma.

A la hora de la búsqueda, el usuario puede optar entre alquilar con capitán o sin capitán. Por ejemplo, si elige con capitán, el propietario o tripulante del barco será quien se haga cargo de la embarcación y el usuario solamente deberá disfrutar de su experiencia sin preocupaciones.

 

 

Autor: RadaTillyNoticias

Fuente: InfoTechnology

A %d blogueros les gusta esto: