generales

La organización Red Solidaria fue nominada al Premio Nobel de la Paz

La organización “Red Solidaria” fue postulada para participar del Premio Nóbel de la Paz 2019. Juan Carr, quien es el ideólogo de esta inicitiva ciudadana conversó con ABCHoy sobre la importancia de esta nominación, el crecimiento de la Red en sus 24 años de historia y la relación de Rauch con uno de sus sistemas.

La Red Solidaria es una organización creada en 1995 por un grupo de personas encabezada por Juan Carr.

Desde entonces, la actividad de este movimiento que trabaja con causas solidarias ha crecido ampliamente y su impacto se siente en 35 países.

En las últimas horas se conoció que la Red Solidaria ha sido postulada a recibir el Premio Nobel de la Paz.

Esta postulación no es nueva (ya había sido postulada en el año 2008 y el propio Juan Carr recibió una postulación en el 2012), pero la misma es tomada con alegría por todos los integrantes de la organización “La nominación viene a través de la UNESCO, dentro de la Cátedra de la Cultura de la Paz.” informa Juan Carr en comunicación con ABCHOY “La definición también es para nosotros muy consoladora y nos da mucha satisfacción. La Red Solidaria, más que una organización es un movimiento, y rescata de la Red Solidaria la manera de organizarse como ciudadanía. La manera de reunirse, de acordar para distintas temáticas. Para el autismo, para una inundación, para buscar chicos perdidos… Nos alegra mucho porque es una nominación colectiva. Ese reconocimiento colectivo del premio en esta categoría te alegra, y luego volvés al día a día, al trabajo, y también en las redes, en otros países donde va creciendo lentamente también genera un gran impacto positivo porque siempre estas cosas sirven para sumar y para tratar de seguir cambiando el mundo y la realidad.”

Desde su creación, la Red Solidaria ha crecido en su complejidad “Eramos 5 hace 24 años y recién iban a empezar a llegar las computadoras. Para los que son jóvenes, para nosotros era sorprendente que en nuestras casas haber computadoras era algo impensable. Entonces pensamos que esa tecnología que nadie sabía de qué se trataba la podíamos poner en red. Teníamos dos vertientes: Lo humano, lo comunitario, la solidaridad, y otra la tecnología. Ahora, por supuesto, el whatssap, Linkedin, los medios tradicionales de comunicación han servido para multiplicar la Red. Somos muchos más, no sabemos bien cuántos somos por suerte. Sabemos que en 31 países tenemos alguna injerencia. En algunos muy bien, en México, en Ecuador, por supuesto en Argentina, pero ha crecido y también han crecido las temáticas. Al principio decíamos que íbamos a dedicarnos a los comedores comunitarios, a las escuelas rurales, a la solidaridad más tradicional, y después aparecieron otras temáticas. Ahora son exactamente 82.”

“Cuando aparece una realidad nueva, la abordamos. Somos ciudadanos, y con la libertad de ser ciudadanos la abordamos. Aparece la Violencia de Género, a ver qué podemos hacer; aparece la Celiaquía, a ver qué podemos hacer; cada vez que surge algo de interés comunitario nos sumamos. Estamos muy contento. Son 205 países, y todavía falta mucho por delante.” agrega.

En estos años desde su creación, la reacción de la gente tiene una evolución. Carr señala “Esto es intuición porque no hay especialistas en esto. En los últimos 20/30 años, los argentinos en particular tenemos una mirada mucho más interesada en el otro. El argentino ve alguien que sufre, alguien que siente mucho dolor; levanta la mirada, mira qué puede hacer, se acerca, abraza, abriga. Nos parece que en los ´80 hubo una gran participación porque era el momento del despertar democrático; en los ´90 un poco se apagó y fue una década un poco más individualista.”

“Ahora lo que vemos es que ésto ha pasado.” considera “Cualquier persona que se entera que hay un chico desnutrido, se indigna. La Argentina eso no lo puede permitir. Si alguien se queda sin trabajo, le preocupa en todos los sectores. Si hay que mejorar la cantidad de trasplantes que se están realizando, todos se involucran. Lo primero que nos parece es que sí. Ha habido un crecimiento real de la Cultura del Otro, del prójimo, del semejante. Lo vimos en las inundaciones en el Litoral en este enero. A veces alguien generaba una campaña para una inundación, o por un volcán o por una epidemia, y la gente mandaba cosas un poco rápidamente. Ahora te conmueve ver que envían ropa a veces nueva, a veces lavada, planchada, clasificada, que tiene una carta. También están pensando en el que sufrió la inundación. En esto que llamamos Cultura de la Solidaridad ha habido un crecimiento verdadero y lo celebramos”

Los temas que abarca el trabajo de la Red también han cambiado “Primero aparecieron temáticas nuevas. Veíamos desde hace muchos años la Violencia de Género y gracias a ustedes, los comunicadores, se visibilizó y ahora es algo común no sólo en lo negativo sino que hay una reacción. Aparecieron nuevas temáticas. Los chicos y chicas con Autismo hace 20 años era una rareza compleja, confusa y ahora una situación tan particular como el Autismo ocupa un lugar. Las familias y padres con Autismo aparecen en estas nuevas realidades que ocupan un sitio. Apareció la Celiaquía que llevó a hablar de la alimentación; apareció el mundo del reciclado, la batalla contra los plásticos. Encontramos que las comunidades van repensandosé, van encontrando problemáticas y soluciones nuevas. Hay algunas que se mantienen, la donación de sangre siempre hace falta pero sigue aumentando. Año a año aumenta el número de transplantes de médula ósea y de órganos; hay algunos que se mueven poco y nos gustaría que se muevan más. Todo lo que tiene que ver con el tránsito. Ahora debe haber 10 u 11 muertes diarias por accidentes de tránsito y, hace 20 años, habría 13 o 14. Se lograron bajar las muertes por día pero faltan más. Cada temática tiene su análisis. El optimismo para nosotros es una herramienta de trabajo, no sólo es una cualidad personal. Creemos que hay un crecimiento importante de la cosa comunitaria y de la mirada hacia el otro.”

 

Fuente: ABCHOY