generales

Incompresible, el gobierno de Buenos Aires golpeó y detuvo a dos fotógrafos cuando cubrían una manifestación

La Policía de la Ciudad reprimió una protesta de trabajadores de la cooperativa Madygraf y agredió a periodistas y fotógrafos que cubrían la manifestación. Fue golpeado y arrestado Bernardino Ávila, reportero gráfico de Página/12. El secretario de Seguridad porteño dijo que los arrestos fueron por “lesiones y atentado y resistencia a la autoridad”, pero tuvo que admitir que en las imágenes se observa que “el fotógrafo no estaba cometiendo una agresión” según indicó Página 12.

Al respecto Eduardo Longoni, experimentado fotoperiodista y ex editor de Clarin, entre otros medios observó la incomodidad que generan los fotoreporteros al poder, en un texto que compartimos

“Algunos dicen que es el tiempo del post fotoperiodismo. Que cualquiera puede tomar una imagen y convertirla en viral por las redes sociales. Puede ser que sea cierto. Pero también es cierto es que los reporteros gráficos resisten al paso del tiempo y siguen intentando registrar lo que pasa en el mundo. En nuestro país tenemos la triste memoria de lo que sucedía durante la dictadura. Para aquellos desvelados militares sangrientos lo que no se veía, no había sucedido. Y fueron miles los desaparecidos, y también fueron miles los rollos de película secuestrados a los fotógrafos que intentábamos registrar la represión en la calles.

Muchas fotografías molestan al poder. Y eso parece ser que ocurrió con la fotografía de Bernardino Ávila en la que se ve a una viejita intentando recoger unas pocas berenjenas que quedaron en el piso luego de la violenta represión contra los integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra, hace unos días en Constitución. Un símbolo de la Argentina de estos tiempos”.

“Hoy Bernardino acaba de ser detenido junto a otro fotógrafo, Juan Pablo Barrientos, mientras cubría una protesta de los trabajadores de la imprenta recuperada Madygraf en el Congreso. No parece casualidad. Hay crisis social, hay mucha gente sin trabajo, hay chicos que no están tomando leche. Parece ser que al poder no le gusta que esas imágenes se difundan. Parece ser que los fotógrafos son otra vez blancos móviles. Habrá que avisarles a esos señores que vamos a seguir tomando fotos de lo que ocurra. Quizá podrían ponerse a trabajar en modificar su plan económico en vez de intentar ocultar la realidad”.

 

Fotos de : Juaco García Conde (Detención)

Bernardino Ávila (Abuela recogiendo berenjenas)