generales

Fake News: Es falso que el gobierno nacional pueda disponer de dólares depositados por ahorristas

En los últimos días volvió a circular una nota sobre un cambio que realizó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) a fines de 2016, que modificó las políticas de créditos y permitió que los bancos presten dólares al Gobierno nacional. “ALERTA ROJA SE ESTAN LLEVANDO LOS AHORROS DE LA GENTE”(sic), publicó en Facebook la página “La Argentina que nos ocultan” -identificada con la oposición al gobierno de Cambiemos- al compartir esta nota, posteo que tuvo más de 4.500 compartidos. Sin embargo, la noticia es vieja y los especialistas aclararon en su momento que era un cambio normativo que no tenía implicancias en los ahorros de las personas.

El artículo citado por dicha página, publicado por Motor Económico, sostiene que “el Banco Central aprobó la comunicación A6105, que habilita al Gobierno a tomar parte de los dólares depósitos para financiar al Tesoro Nacional, algo que estaba prohibido luego de la las duras lecciones que dejó el final de la convertibilidad y el ‘corralito’”. Si bien en el artículo no aparece la fecha, hay comentarios que son de hace más de un año y la comunicación citada se adoptó el 25 de noviembre de 2016.

Como se explicó en esta nota, efectivamente lo que plantea Motor Económico es cierto, ya que esta comunicación cambió las políticas de créditos. Particularmente, agregó como posibles destinos de los préstamos que se realizan con los depósitos en moneda extranjera la financiación a proveedores de bienes y servicios “utilizados en la producción de mercaderías fungibles [N. de R.: de consumo] con cotización en moneda extranjera, siempre y cuando verifiquen ciertos requisitos” (como explicó el BCRA), y la compra de deuda del Tesoro Nacional (suscripciones primarias) por hasta un tercio del total destinado a estas operaciones.

“La medida fue tomada en el contexto de abundantes ingresos de divisas al país en el marco del sinceramiento fiscal, que originó un significativo incremento de los depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero argentino. Ante tamaña disponibilidad de fondos en el sistema financiero local, se abre la oportunidad para que el Estado nacional pueda captar una parte de estos fondos ociosos a tasas de financiamiento notablemente más reducidas de las que obtendría, por ejemplo, en el mercado internacional de deuda”, explicaron desde el BCRA, en diálogo con este medio, en el momento del cambio.

El problema es que un contenido viejo se está compartiendo fuera de contexto como si esto fuera actual cuando tiene más de dos años. Además, diversos especialistas explicaron en esta nota que, al contrario de lo que aseguró “La Argentina que nos ocultan”, esto no implica la instauración de un “corralito” ni que se estén llevando los ahorros de la gente.

Eric Ritondale, economista senior de la consultora Econviews, explicó a Chequeado en el momento que salió este cambio el contexto era muy diferente al de 2001 y los años previos. “Los bancos tienen capacidad de prestar en dólares, porque estos depósitos más que duplican a los créditos en esa moneda. Además, hay otras diferencias: la medida tiene topes, y el tipo de cambio es flotante, no fijo como entonces. No tiene sentido la comparación con el ‘corralito’”, sostuvo Ritondale.

Los depósitos en dólares son cerca de US$ 30 mil millones y aumentaron desde la salida del “cepo cambiario” instaurado en 2011 durante la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, su importancia se encuentra lejos de los valores de 2001: en aquel momento los depósitos en dólares representaban el 65% del total de los depósitos y ahora superan levemente el 30 por ciento.

Cecilia Allami, economista especialista en el sistema financiero e investigadora de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), explicó a Chequeado que, “después de la crisis de 2001, se pusieron límites muy fuertes a los préstamos en dólares”. Esto es así porque, si el sistema bancario presta gran cantidad de los dólares que tiene, está más expuesto ante una “corrida” en la que los dueños de esos dólares fueran todos juntos a sacarlos. En 2002 los préstamos en dólares representaban más del 200% de los depósitos en esa moneda, mientras que ahora rondan el 50 por ciento.

 

 

Por Chequeado