empresariales

El supermercado La Proveeduría lanza la campaña “CHAU BOLSA” y regala mil bolsas reutilizables a sus clientes de Rada Tilly

La Proveeduría es una empresa regional que busca promover la conciencia ambiental, conservar el ambiente y promover el desarrollo sustentable de la comunidad.

“Es por eso que nos vemos en el compromiso de avanzar en la eliminación de las bolsas plásticas y su entrega en nuestra sucursal de Rada Tilly”.

Por ello, el supermercado regalará 1.000 bolsas reutilizables a sus clientes “los invitamos a realicen sus compras con su propia bolsa también para, entre todos cuidar de RadaTilly” indicaron.

¿Qué propone La Prove con respecto a las bolsas plásticas?

“Si queremos que los recursos naturales con los que contamos actualmente, permanezcan para el usufructo de generaciones futuras, tenemos que trabajar en minimizar el impacto, o el “cambio” que generamos sobre el medio diariamente” expresaron desde la firma.

“Una de las actividades comunes más impactantes es la generación de residuos en casa. Hecho que en nuestra Ciudad y la vecina Comodoro Rivadavia se ve aún más comprometida por la existencia de basurales a cielo abierto” indicaron, al tiempo que agregan “Puesto que las mismas terminan afectando el ecosistema costero marino, la flora y fauna local, como así también el paisaje. Esta problemática requiere un cambio de conducta inmediato”.

 

 

¿Por qué prohibir el uso de bolsas plásticas?

*  las bolsas plásticas tardan entre 400 y 600 años en degradarse (transformarse en sustancias más simples que pueden ser asimiladas por el medio);

* las bolsas terminan en el basural y el viento las transporta hacia la costa y el mar;

* las bolsas diseminadas generan contaminación visual, afectando el paisaje de la playa radatillense;

* las bolsas han sido encontradas reiteradamente en el fondo marino frente a las costas, impactando en el ecosistema;

* las bolsas, son alteradas por distintos factores (como la radiación solar) y no desaparecen del medio, sino que se fragmentan en trozos muy pequeños, los cuáles pueden ser ingeridos por animales o adsorbidos en minerales y permanecer en ellos.

 

Con un pequeño cambio de hábito, como el de llevar una bolsa de material reutilizable, se ha comprobado que se puede evitar el uso de:

 

– 6 bolsas en una semana,

– 24 bolsas en un mes,

– 288 bolsas en un año,

– y 22176 en una vida promedio.

 

A %d blogueros les gusta esto: