opinion

El “embrujo”, “revelaciones” y la conciencia. Por Luis Luján

   Por Luis Luján Dancheff

Reconocido vecino de Rada Tilly, quien tiene una larga trayectoria en los medios locales. Se      desempeñó como cronista en Diario Crónica y Patagónico. En televisión fue Jefe de Prensa y    conductor en la empresa de videocable ATELCO. Más recientemente se desempeñó en la        pantalla de Canal 9 durante 12 años y actualmente conduce Luján y Cía en FM Cielo, 88.7 Mhz   y El Faro, en la 100.1 Mhz.

Acá estoy. Diez u once años después de mi salida del diario El Patagónico (hermosos momentos, maravillosa gente, otra época), sentado frente al teclado de una máquina. Todo nace de una propuesta que me hace llegar el editor responsable de Rada Tilly Noticias (RTN), Martín Levicoy. “Gracias, Martín, pero no estoy motivado para escribir”, dije entonces, café mediante en Barile de Rada Tilly. Pero Martín no se rinde fácil. Cada tanto insistía y un año después logró motivarme. Trataremos de corresponder a su deseo de que mi firma esté todos los domingos en este sitio, para desarrollar temas de actualidad relacionados a la provincia, la región y Rada Tilly.

El “embrujo”, “revelaciones” y la conciencia

A fines de agosto del año pasado apareció misteriosamente un paquete en la Legislatura de Chubut. Era un envoltorio sospechoso que motivó la convocatoria al escuadrón antiexplosivos de la Policía. Como corresponde, se desalojó la casa de las leyes provincial y se procedió a constatar que se trataba de un grueso sobre dirigido a diputados provinciales del bloque del Frente para la Victoria. El envío remitido a los legisladores Blas Meza Evans y Gabriela Dufour (blancos preferidos del entonces gobernador Mario Das Neves) constaba de planillas y facturas de compras de elementos para atender la emergencia climática de Comodoro Rivadavia, ocurrida en marzo y abril de 2017. Una rápida mirada de los diputados permitió avizorar que efectivamente era una bomba, pero de otro tipo.

Con el correr del tiempo, se supo que el sobre había sido dejado por una empleada del Ministerio de Coordinación de Gabinete, conducido en ese momento por Alberto Gilardino. La mujer, Marcela Haydé Aramendi de Salto, fue despedida por empleada “infiel” y Gilardino fue ratificado como Ministro Coordinador por el propio Mario Das Neves, a pesar de rumores muy intensos de su posible renuncia.

Acá hay que prestar atención a un detalle. Luego de la denuncia penal presentada por los diputados provinciales Meza Evans y Dufour, basada en el contenido del sobre, Gilardino viajó a Bs.As para participar en reuniones con operadoras petroleras y se encontró con Mario Das Neves, que se reponía de uno de los tantos chequeos a los que se sometió durante su gestión. El entonces gobernador lo ratificó y Gilardino continuó como ministro, incluso participó de encuentros con los sindicatos petroleros en Comodoro, pero él sentía que no daba para más, que se tenía que ir.

En síntesis. Del ministerio que conducía Gilardino salió el “sobre bomba”. Al conocerse la denuncia penal presentada por malversación, se reunió con el gobernador para decirle que se iba, que renunciaba y fue ratificado por Das Neves en el cargo. Se quedó unos días y terminó yéndose.

¿Qué pasó? El entonces ministro le habría contado que el contenido del sobre era real y que sus empleados más cercanos, Diego Correa y Diego Lüters , de la Secretaría Privada; habían malversado fondos de la ayuda destinada a Comodoro Rivadavia.

Un par de días después el gobernador regresó a Rawson y convocó una conferencia de prensa en la que dio a conocer que aceptaba la dimisión de Alberto Gilardino y que no tenía definido quién sería su reemplazante. En esa mismo encuentro con los medios calificó de “repudiable y lamentable” la actuación de sectores de la oposición que habían efectuado la denuncia penal por los sobreprecios y afirmó que

“esto es una desestabilización absoluta y nosotros le vamos a dar pelea en la calle y vamos a defender a nuestros funcionarios”.

“Vamos a defender a nuestros funcionarios”, aseguró con énfasis. Diego Correa acompañaba a Mario Das Neves desde el año 2002, aproximadamente y no iba a denunciarlo ante la justicia; no le iba a soltar la mano tan fácil.

De la causa original, la que contenía el famoso “sobre bomba”, denominada “sobreprecios” no se sabe qué medidas procesales se han tomado o cuándo se tomarán. Si se sabe que fue la causa que alumbró otras investigaciones, como “embrujo” y “revelaciones”, que han avanzado muy rápido por el cúmulo de pruebas recabadas.

La causa conocida como “Embrujo” lleva éste nombre,  por las consultas realizadas a un “brujo” de la zona del Valle y “Revelaciones” por la declaración de un “arrepentido”, Alberto Gilardino, el ex titular del Ministerio de Coordinación de Gabinete, de cuyas oficinas salió el sobre que fue la punta del ovillo que están desenrollando los fiscales.

Epílogo

¿Qué será de la vida de Marcela Haydé Aramendi de Salto, la secretaria del ministerio de Coordinación de Gabinete que llevó el famoso sobre a la Legislatura, y generó el rápido accionar judicial? Al conocerse que la autora de esa acción fue la secretaria privada del entonces ministro, fue despedida del cargo inmediatamente. Pero hoy se sabe que Alberto Gilardino -ex ministro- fue el “arrepentido” que permitió avanzar en la causa “revelación”.

¿La empleada, echada por desleal, fue por si misma a llevar los documentos a los diputados del FpV, o fue enviada por quién era su jefe, que ya no podía cargar en su conciencia tanta corrupción que veía en el gobierno?

Continuará.