opinion

Chubut el tránsito de “Provincia rica” a “Provincia Pobre”. Por César Herrera

Por César V. Herrera

Docente de Política Macroeconómica

FCE – UNPSJB

 

Chubut el tránsito de “Provincia rica” a “Provincia Pobre”

La corrupción es tan antigua y acompaña al hombre desde su creación y para que un acto de corrupción de lleve a cabo se necesita de la participación de un “corruptor” generalmente del campo privado que ofrece dinero a un una funcionario público “Corrompido” para qua a partir de su poder de decisión ejecute una acción que es contraria a la Ley.

Desde el inicio de esta nuevo tramo democrático de nuestro país pasamos en menos de 25 años de un planteo de “corrupción tradicional” al de “corrupción estructural”, que refiere a una ampliación de los actores y a una diseminación de actos en toda organización pública o privada y en mi consideración a un cambio en el binomio “Corruptor/corrompido” naciendo el mismo desde el funcionario público y convocando como partícipe necesario a quien se beneficia con la obra o el servicio.

Gran parte de los organismos de contralor del Estado y una Justicia partícipe por inacción o por acción en “tiempos políticos”, son partícipes necesarios en esta trama donde el actor pasivo fundamental es la sociedad que solo ejerce el voto y deja hacer delegando toda la acción de control en los organismos y poderes creados a tal efecto y ejerciendo pasivamente el control sin comprometerse, salvo en la “militancia de las redes sociales” donde en pocos caracteres y/o a solo un click de “me gusta”, ejercitan su ansia de participación permanente y mediada desde la comodidad de su casa.

La entrega de los RRNN de petróleo y gas natural cuyo dominio había sido transferido por nación a la Provincia del Chubut en la denominada “Ley Corta”, dio lugar a la negociación de extensión de la concesión del principal yacimiento de petróleo de Argentina con PAE (Pan American Energy), 10 años antes de su finalización en el año 2017.

En un contexto político favorable Mario Das Neves y sus principales operadores políticos (Yahuar, Touriñan, Di Pierro, los diputados del PJ/FPV y la fracción de los diputados de la UCR que en estos primeros días de Julio 2018 son citados a declarar en Comodoro Py) y con apoyo de los gremios petroleros, que llegaron a celebrar con imponentes y floridas solicitadas la fecha de aprobación del Contrato y a los “diputados héroes” que lo votaron y de los medios de comunicación social atados a la cuantiosa pauta oficial y privada, inaugurando una época donde los partidos se transforman coaliciones de personas o grupos en el gobierno y atados a los grandes intereses privados del Chubut.

Inauguramos los tiempos del “curro verde” con venta ilegal de tierras en la cordillera, de las sospechas de vaciamiento de SEROS, de los retornos en la obra pública que iban tomando una sofisticación desconocida en esos tiempos

2011 un año bisagra en lo económico y en lo político  

En un año electoral con recambio en los puestos ejecutivos en toda Argentina Cristina Fernández de Kirchner (CFK) gana las elecciones presidenciales con  un 54% de los votos y en la Provincia del Chubut se produce una “interna abierta” entre el Partido Justicialista (PJ – Modelo Chubut del Gobernador Mario Das Neves) representado por Martín Buzzi  y el Frente para la Victoria (FPV) con Carlos Eliceche, y en reñidas elecciones del 20 de marzo (“Ganamos carajo”) y las complementarias del 29 de mayo, consolidaron por menos de 400 votos la victoria del  PJ – Modelo Chubut para la gobernación y del FPV en la mayoría Legislativa con 16 Legisladores, 9 para el PJ-Modelo Chubut y 2 para la UCR. Apenas asumido el Gobernador gira y se alía con el Kirchnerismo generando una tensión extrema entre ambas fracciones políticas del mismo espacio.

En ese mismo período que marca el máximo del ciclo político de CFK con crecimiento económico de origen electoral, da inicio al  deterioro en las cuentas públicas y externas de Argentina, donde el ciclo de acumulación capitalista iniciado desde la salida poscrisis 2001/2002 dio su último aliento, esta situación impactó en las cuentas públicas Chubutenses y coincidió con la desaceleración de la actividad central de Chubut, que es la desarrollada por el complejo petrolero en la zona sur de Chubut, y que impacta vía regalías petroleras e ingresos brutos en la recaudación.

La corrupción, la mala gestión fundamentalmente en el último período 2016/17 de Das Neves y a mi juicio el desentendimiento de gobernar para lograr “El bien común” y el mejoramiento de la cosa pública y  sino el de gobernar para satisfacer sus necesidades de grupo o sus intereses privados, son las causas internas que nos llevan a soportar la tremenda crisis en la que se encuentra inmersa Chubut.

Aparecieron “Langostino blanco”, la falta de presentación y “pérdidas de juicios” hechos al Estado, preservación de bienes pesqueros, los endeudamientos (BODIC I y II) para obras en su mayoría inconclusas, etc. Etc en el período 2011/15 y entre todos (Nuevamente la gran interna de personas que gobernaron Chubut desde el 2003 al presente) endeudamiento de corto plazo de 700 millones de U$D que nos endeudó hasta el año 2026.

Los Correa, Gatica, Alarcón, etc y con la obra pública que se ha ido perfeccionando desde el inicio de la democracia hasta el presente y son solo la punta del iceberg, que lidera el reconvertido Jefe de Fiscales del “mani pulite” Chubutense.

El rol de los grandes medios de comunicación social del VIRCH y del resto de la Provincia, cuya tarea esencial es la de repetir las gacetillas oficiales donde se exalta hasta el cansancio las bondades de las políticas oficiales y se ignora lo que era un secreto a voces la corrupción estructural, con pautas millonarias hacia los dueños de los multimedios de comunicación

Desde el poder político Provincial actual se pregona a los 4 vientos que la solución a la actual crisis económica es un acuerdo político, en parte el sistema que quiere seguir perdurando a través de cargos en distintos estamentos (Ministros, Secretarios, Sub Secretarios, Asesores, etc) perpetrando los mismos nombres que son los que nos han llevado a la crisis actual. A modo de ejemplo mientras miles de personas reciben sus pagos de sueldos escalonados y se discuten incrementos la Legislatura de la Provincia del Chubut incrementó en un 80% los gastos en este primer cuatrimestre de 2018.

La ayuda que nos ofrece el Gobierno Nacional y las “grandes empresas a las que les interesa el futuro de nuestra es el salvavidas de plomo de la megaminería contaminante, que nos condena económica, social y ambientalmente.

Más participación, mayor decencia y capacidad para salir de “pobres”

El principal problema con el que nos encontramos es ético, moral y espiritual y desde allí podremos reconstruir las bases de confianza política y social. Un acuerdo que profundice la utilización de mecanismos de participación directa, transparencia en las cuentas públicas no solo de la Provincia del Chubut sino del ISSyS y organismos descentralizados, Modernización de los sistemas de control Provinciales en su elección y funcionamiento (Tribunal de Cuentas Provincial), Ley de extinción de dominio provincial para recuperar los bienes mal habidos de la “corrupción estructural”, la renovación de los cuadros políticos que no estén tan contaminados, etc.

Miles de Chubutenses han acompañados a estos elencos políticos en las elecciones (Más del 80% en las últimas a Gobernador/Vice) ameritando una profunda reflexión y acción que nos permita superar la decadencia. El presente y futuro está en nuestras manos.