opinion

Tener amigos funciona como un analgésico natural

Según la ciencia, cuanto más amplio es el círculo de amistades mayor es la resistencia al dolor. Los vínculos son un antídoto efectivo para la depresión.

El dolor es una sensación subjetiva, que carece de fundamento genético. Por eso, el grado de molestia frente a un golpe, por ejemplo, varía de una persona a otra. Este concepto fue el punto de partida de la investigación liderada por el departamento de psicología de la Universidad de Oxford que comprobó que cuanto más extenso es el círculo de amistades, mayor es la resistencia al malestar físico.
La universidad británica demostró que las relaciones sociales funcionan en nuestro organismo como un “analgésico natural” más potente que la morfina.
El estudio, encabezado por Katrina Johnson, estudiante del doctorado en psicología de la Universidad de Oxford, partió de la teoría que asegura que las relaciones sociales promueven la síntesis de endorfinas, neurotransmisores cerebrales que ayudan a mitigar la percepción de molestia y que aumentan las sensaciones de placer.
0014713774
La especialista sometió a 101 jóvenes saludables, de entre 18 y 35 años, a un cuestionario sobre sus vínculos sociales. En una segunda etapa, se les solicitó que se colocaran y permanecieran tanto como les fuera posible en una postura de sentadilla. Se trataba de comprobar cuánto resistirán esa posición para medir la tolerancia al dolor.
Los resultados demostraron que los individuos que contaban con una extensa red de vínculos lograron soportar las molestias del ejercicio por más tiempo. A partir de este hallazgo, la especialista Katerina Johnson afirmó que “el sistema de endorfinas podría encontrarse interrumpido en trastornos psicológicos como la depresión. Así, los resultados explicarían, al menos parcialmente, por qué las personas deprimidas suelen padecer falta de placer y descuidar sus relaciones sociales”.

FUENTE: infobae.com