deportes

Con un golazo de Emiliano Alcalá, el aurinegro ganó por 3 a 2 frente a Diadema

Victoria apretada en el resultado, pero que puso en superficie los errores defensivos de Rada Tilly, que se equivocó más de los que acertó en la primera parte del juego. Con falencias claras en la definición y en defensa, facilitándole a Diadema ponerse en ventaja en tres minutos, con dos goles, que resultaron más errores defensivos que merito del rival.

Rada Tilly arrancó creando tres o cuatro situaciones frente al arco de Fernández. Era dominador del terreno y de las insinuaciones. Diadema no lo complicaba para nada. Pero en la primera que tuvo, el rival éste facturo. Un tiro libre de Manuel Gómez que va en busca de un cabezazo. La peina hacia adentro Navarro. La pelota llega al ingreso de Raúl Sedan que concreta el primer gol del partido, con una defensa que deja tocar en tres oportunidades en su área al rival.

Un par de minutos más tarde, otro error defensivo. Esta vez su arquero, lo abraza en la línea de fondo a Jair Fernández y el árbitro la pena máxima. Manuel Gómez con remate a la izquierda de Alvarado pone el dos a cero para Diadema.

Con más corazón que juego y claridad, un tiro de esquina de Tomás Romero es conectado por Iannolo que ante un racimo de jugadores, logra cabecear y establecer el descuento.

Los cambios efectuados, le trajeron al dueño de casa una leve mejoría. Marco mejor en el fondo, cuido un poco más la pelota y los pelotazos si bien abundaron, fueron en búsqueda de los laterales donde apareció Alcalá por izquierda y Contegrand desde la derecha. El ingreso de Novillo ayudó para disponer de un mejor trato y distribución de la pelota.

Diadema jugaba con la desesperación del rival. Se defendía con mucha gente en su territorio; pero renunciando a incursiones ofensivas. Llegó uno de los pocos centros precisos que se vieron en la tarde, Contegrand por derecha dejo a su defensor en el camino, enviando un centro que Jorge Iannolo -esta vez sin marca encima- decreta con un preciso cabezazo- el dos a dos. El dominio de Rada Tilly era permanente.

Diadema sentía el trajín del partido y ya no tenía la movilidad para recuperar y salir jugando. Raúl Sedán y Enzo Sáez eran baluartes en el fondo. Gómez regulando energías tenía a Pisco y Lucas Pacheco marcando por todos lados.

Rada Tilly comenzaba a ser más claro -sin jugar bien- elaboró con  Alejandro Novillo una jugada por izquierda. Asistencia perfecta para Emiliano Alcalá, que esta vez cambio el libreto, no mando un centro al área, cerró su corrida con un remate cruzado, que se metió muy cerca del palo izquierdo de Emiliano Fernández. Golazo, para decretar el 3 a 2.

 

 

Fuente: Diario Crónica